20 de noviembre de 2010

Las tortugas también vuelan (2004)

Con los conflictos de oriente medio, tanto noticieros como columnistas de periódicos o medios digitales suelen ser muy sensacionalistas en explotar el drama humano. De esta manera no voy a tratar de caer por la tendencia de teclear teclas lacrimosas de esas situaciones, que tristes o injustas se quedan fuera de nuestras manos por más cadenas de emails que sigamos.

Supe de esta película en un chat que le hicieron al guinista y cineasta mexicano Guillermo Arriaga, durante una visita que hizo al país hace unos años. En la charla virtual el escritor mencionó ésta película, como una de las favoritas de su hija. Al saber más de ella me di cuenta de su exoticidad tanto en lengua como procedencia, cuestión que para mí basta en seguir indagando. Las tortugas también vuelan es una producción irano-iraquí, ambientada en la región de Kurdistán fronteriza entre Irak y Turquía. Se centra en el drama de niños refugiados, que para sobrevivir tienen que hacer peligrosos trabajos como la extracción de minas sin ninguna protección. Se llama así porque es la forma a la cual se parecen las minas antipersonales al estallar en el aire(1)

Satélite es un carismático niño que lidera cuadrillas de chicos encargados de hacer esas labores, para ganar algún dinero mal pagado en el mercado negro. Satélite además se gana la vida yendo de un pueblo a otro instalando antenas parabólicas y así los aislados iraquís sepan las noticias relacionadas con ellos. La incursión norteamericana es inminente, por lo que Satélite accede a regañadientes a la traducción de los noticieros a los jeques de los pueblos.

Las tortugas también vuelan retrata aspectos muy ignorados por la prensa que cubrió la guerra de Irak, sobre todo la que paga tanto Rupert Murdoch como Ted Turner. Entran en la historia un niño sin manos de un don místico, con su hermana y otro chico más pequeño aparentemente ciego. Los tres huérfanos por las atrocidades de Saddam, que sobrevivientes no les queda de otra que llevar las cargas de un adulto.

Un título adecuado para esta película sería Canciones a la muerte de los Niños, nombre de una sinfonía compuesta por Gustav Mahler. Virtuoso no tan conocido de la música clásica reciente. Aunque la sinfonía de Mahler en su momento tuvo otro fin, sería buen soundtrack de ésta y otras situaciones semejantes. Leyendo más de esta cinta, resalta la particularidad de que los niños que participan no son actores profesionales, sino gente del lugar que con mucho realismo recrean sus propias experiencias como refugiados. Poco se sabe de esos niños hoy, si aún sobreviven o seguirán errantes de un lado a otro. Con suerte los veamos despistadamente en alguna noticia relacionada con Irak, al mismo tiempo que nos tomamos tranquilamente un café.

FICHA ARTÍSTICA

Nombre: Lakposhtha hâm parvaz mikonand (Las tortugas también vuelan).
Año: 2004.
Director: Bahman Ghobadi.
Guión: Bahman Ghobadi.
Actores: Avaz Latif, Soran Ebrahim, Hiresh Feyssal Rahman, Saddam Hossein Feysal, Abdol Rahman Karim y Ajil Zibari.
Música: Housein Alizadeh.
Paises: Iran e Iraq.
Idioma: Kurdo.
Duración: 133 minutos.


5 comentarios:

  1. Debe de ser una peli dura, cruda... pero muy interesante de ver.
    Me quedo con el titulo para revisarla :)

    un saludo!

    ResponderEliminar
  2. ola,alguien sabe algo de los niños de la pelicula actualmente??no sale nada de ellos en internet....

    ResponderEliminar
  3. Respondiendo tarde a esta pregunta, confieso que también estoy con la duda de los niños en esta película. Si aún están vivos o bien seguirán viviendo en la frontera turca habrán emigrado como refugiados en algún lado.

    Es mi teoría.

    ResponderEliminar
  4. me pueden decir 5 preguntas con sus respuestas por favor . gracias

    ResponderEliminar
  5. me pueden decir 5 preguntas con sus respuestas por favor . gracias

    ResponderEliminar

Su comentario o pedrada es bienvenida, siempre y cuando no se atrincheren en el anonimato o vayan al autobombo del SPAM. De ser así serán borrados.